Instituto de Cultura, Turismo y Arte de Mazatlán

13.01.2018 Cultura Mazatlán
Winifred Farmer

Winifred Farmer

Primera reina del carnaval de Mazatlán.

 

Corría el año de 1900. La tercera edición del carnaval de oropel estaba en preparación. El comité organizador se había instalado, lo presidía don Natividad González, el vicepresidente era don Carlos L. Volquardsen y el Secretario, Adolfo O’ Ryan. En esa ocasión se integró una comisión especial “encargada de la alta y delicada misión de ofrecer la corona del reino carnavalesco a la futura consorte de su majestad el rey”. El Correo de la Tarde festinó el suceso en una nota que tituló “El Carnaval de 1900 recibirá una reina”. “…Los últimos telegramas anuncian que el rey vendrá con su esposa… Tendremos que ser más circunspectos al tener que recibir entre nosotros a una reina y aseguro que no le faltarán flores, alabanzas e incienso…” La elegida fue la Winifred Farmer, quien contaba entonces con 17 años y era descrita en las crónicas como muy servicial y afectuosa.

Datos obtenidos de la oficina federal de censos de los EEUU permiten ubicar el nacimiento de Winifred Farmer en 1882. Según Jesús Ernesto Gómez Rubio ella nació en Garland, Maine. Debe haber llegado muy pequeña a Mazatlán con su familia. Aquí vivió durante más de veinte años. Fue hasta 1917 cuando regresó a su país de origen. Seguramente sus estudios los realizó en esta ciudad, pues hablaba perfectamente el español, según cuentan. Aquí se casó y tuvo una hija.

De su participación en los festejos carnavaleros de 1900 la que fuera reconocida como primera soberana recordaba con nostalgia, muchos años después, que le confeccionaron “dos trajes: el de recepción y el de montar”. La modista encargada de ambos fue la señora Delfina Perla. En los retratos de salón y en la foto del baile en el Casino, tomadas el domingo de carnaval, aparece con el traje que a decir de la prensa era “del estilo de Catalina de Médici”. Esa misma vestimenta portó durante el paseo de recepción de los reyes y en el desfile oficial de carros adornados y comparsas del domingo de carnaval. En otra foto de su reinado, está ella a pie del caballo y porta el traje de montar “de brocado terciopelo púrpura, con galones blancos”. En sus memorias Jesús Ernesto gómez Rubio asentó que esa vestimenta fue elegida por Winnie “de una revista (Ilustración), que mostraba a una reina Europea (Guillermina de Holanda) pasando revista a la tropa sobre un corcel y así quiso posar como reina”. Respecto al corcel, el mismo autor, para resaltar la personalidad osada de Winnie, comenta que lo montó a pesar de que “acababa de tumbar a su papá”.

El doble atuendo real obedeció a que Winnie, en su calidad de reina, quiso participar a caballo en “el paseo de jinetes, comparsas, bicicletas, carros aéreos, automóviles y otros móviles” que el comité de carnaval programó para celebrarse el martes de carnaval a partir de las tres de la tarde. En 1956, Winnie rememoró al respecto: “salí montada a caballo, escoltada por varios jóvenes entre ellos Bailey y Guillermo Haas”. Lo inusitado de este hecho propició que la foto junto a su corcel se divulgara profusamente. Con esa fotografía nació la leyenda de la reina que desfiló a caballo. Con esa imagen se consiguió resaltar el carácter decidido de la joven pionera que se arriesgó a ser la primera mujer en presidir la fiesta, así fuera representando el rol de la consorte del personaje entonces protagonista del carnaval, su majestad el Rey.

Por cierto, al terminar el carnaval la prensa dio a conocer “con pena que S.M. Wilfrida I se halla desde ayer en cama a consecuencia de fuerte resfriado”. Ella misma, cincuenta y seis años después refirió el hecho de haberse empezado a sentirse mal cuando se encontraba en la ceremonia de entrega de premios en el quiosco de la Plazuela Machado. Contó: “el miércoles de ceniza amanecí con sarampión”. A pesar de ello, el recuerdo de la aventura carnavalera lo guardó como uno de los momentos más importantes de su vida y conservó aquel traje de montar de reina cual “preciado tesoro”.

 
 
Texto a buscar:
Festival:
 
Ir..
 


Instituto de Cultura, Turismo y Arte de Mazatlán