Instituto de Cultura, Turismo y Arte de Mazatlán

13.01.2018 Cultura Mazatlán
Ernesto Damy (hijo).

Ernesto Damy (hijo).

General revolucionario.

 

De acuerdo con el acta de nacimiento de su hijo, el General Ernesto Damy (hijo) nació en Culiacán en 1892. Pero, su familia ya radicaba en Mazatlán a finales del siglo XIX y es de presumirse que desde joven Ernesto Damy (h) residiera en esta ciudad. Oses Cole señala que hasta poco antes de iniciarse la revuelta maderista, Ernesto “era dependiente de una de las casas comerciales de este puerto”. Su padre se desempeñó como Tesorero Municipal a partir de junio de 1911, cuando triunfó el maderismo, por designación del primer ayuntamiento revolucionario instalado en esta demarcación política.

A los 20 años de edad, Damy hijo aparece por primera vez en la historia de la revolución en Mazatlán como uno de los protagonistas de la reunión que se celebró el en Salón “La Perla”, el 23 de febrero de 1913, con motivo del anuncio de asesinato del Presidente de la República Francisco I. Madero y de su Vicepresidente José María Pino Suárez. El acto resultó conspirativo porque a continuación se realizó una manifestación por las calles de la ciudad para pronunciarse en contra del gobierno usurpador encabezado por el General Victoriano Huerta. Estos actos de repudio, participó junto con Aurelio Fragoso, Santiago D. Rodríguez, Genaro M. Velásquez, Manuel Pérez Castro, Carlos López, Andrés Magallón, Emilio R. Aguilar, Federico Benítez, Agustín López y Carlos Félix Díaz.

En el trance del levantamiento armado, Damy (h) se ofreció como voluntario ante Juan Carrasco, quien inicialmente lo incorporó como su asistente. Desde ese puesto fue ascendiendo en la jerarquía militar: primero fue Teniente, luego de participar en las primeras acciones en la región durante el año de 1913; al momento de iniciarse el Sitio de Mazatlán en 1914 había alcanzado el grado de Mayor; en el transcurso de los meses que duró ese asedio, en las incursiones y ataques contra las fortificaciones federales consiguió el de Teniente Coronel, bajo el mando del General Ramón F. Iturbe; y, para 1915 ya se había ganado el nombramiento como General de Brigada.

Como tal su primera comisión relevante fue desempeñarse como Comandante Militar de la Plaza en Mazatlán e imponer la ley marcial en la ciudad para garantizar el orden en riesgo debido a la carestía de los artículos de primera necesidad y los problemas en el servicio de agua potable, según nota publicada en el New York Times en abril 11 de 1915. Más tarde, los jefes del constitucionalismo lo nombraron gobernador del Territorio de Nayarit, a partir de junio de 1915, cargo que ostentó por algunos meses.

En ese carácter defendió con éxito la capital nayarita, oponiendo “una tenaz resistencia parapetado en los edificios públicos”, dice José C. Valadés en su libro Caballerías de la Revolución, frente a los villistas encabezados por el General Rafael Buelna que habían logrado entrar hasta el centro de esa población. Damy (h), dirigiendo a su tropa en un combate cuerpo a cuerpo logró desalojar de Tepic a los de Buelna; luego los persiguió y contribuyó a propinarles la derrota definitiva en La Muralla, cerca de Escuinapa.

Durante los siguientes años, Damy (h) continuó su carrera militar en ascenso. El Primer Jefe de la revolución constitucionalista le otorgó en 1917 la Subjefatura del Departamento de Caballería del Ejército a principios de 1918; meses después se le comisionó a la Jefatura de Armas en el Istmo de Tehuantepec, al frente de la “Brigada Benito Juárez” en Tuxtepec, Oaxaca. Ahí se vio envuelto en un conflicto político al detener al Lic. Eduardo F. Guerrero, quien se ostentaba como diputado suplente ante el Congreso de la Unión. El hermano de este sujeto hizo gestiones, sin éxito, ante la Comisión Permanente del Congreso de Unión, tratando de hacer valer el fuero, que suponía protegía al diputado suplente, y para solicitar que se impidiera que el abogado de marras fuera juzgado por tribunales militares. 

Combatiendo un brote de insurrección en esa región, durante un traslado por ferrocarril sus tropas fueron objeto de una emboscada en la que pereció, en marzo de 1919, junto a cinco oficiales y cuarenta de sus hombres de tropa.

 
 
Texto a buscar:
Festival:
 
Ir..
 


Instituto de Cultura, Turismo y Arte de Mazatlán